Apio *****

Apio phideal alcalina

¿Sabías que el apio es una de las verduras más saludables que puedes encontrar?

Esta verdura alcalina es muy versátil! Se puede comer cruda o cocida, y lo puedes añadir a zumos de verduras, batidos, ensaladas, sopas crudas y cocidas, al vapor o al horno.

Te muestro algunos de los beneficios del apio, para que te animes a utilizarlo más en tu cocina.

Es muy hidratante.
El apio tiene un alto contenido de agua (95% de agua) y electrolitos, que son de vital importancia para la correcta hidratación y funciones celulares.

Para obtener una bebida mega super hidratante, mezcla el jugo de apio recién prensado con agua de coco, que también es alta en electrolitos.

 

Está repleto de minerales alcalinos.
El apio tiene potasio, magnesio, sodio y hierro y por lo tanto es muy alcalinizante y neutraliza los efectos de los alimentos acidificantes como la carne, productos lácteos y alimentos altamente procesados.

 

El sodio que está disponible en el apio es soluble y orgánico, y por lo tanto más absorbible.
Es mucho más fácil para tu cuerpo absorber la sal de apio que la sal de mesa.

 

Combate el cáncer de colon. Ya que según este estudio (ver) que tiene un fuerte efecto protector contra el cáncer de colon.

 

Rico en clorofila.
La clorofila ayuda a regenerar la sangre, y tiene propiedades anti-cáncer, anti-inflamatorias, antioxidantes y propiedades antimutagénicas. Estos sorprendentes beneficios que aporta el consumo de clorofila, son la razón principal por las que las verduras de hoja verde son tan aconsejables para potenciar nuestra salud.

 

Es rica en fibra soluble en agua e insoluble.
Esto ayuda a mantener una función de eliminación saludable, la regulación del azúcar en la sangre y la absorción de nutrientes.

 

Es ideal para la pérdida de peso.
Una gran tallo de apio contiene sólo 10 kcal, siendo una fuente importante de nutrientes saludables.

 

Es rico en magnesio, que relaja y ayuda a dormir mejor.
Una gran cantidad de personas son deficientes en magnesio, por lo que añadirlo a tu dieta ayuda a reponer este nutriente vital en su cuerpo.

 

Reduce la inflamación.
Aunque la inflamación aguda es importante y vital para nuestro proceso de curación, la inflamación crónica puede conducir a una serie de enfermedades. Según la Asociación Americana del Corazón, la inflamación crónica puede causar enfermedades como la aterosclerosis, la artritis, la osteoporosis, la enfermedad de Alzheimer, intolerancias alimentarias, diabetes, fibromialgia, enfermedades del corazón y en algunos casos incluso el cáncer. También acelera el proceso de envejecimiento.

 

Es muy desintoxicante, con propiedades diuréticas y detox.
Te ayuda a eliminar las toxinas del cuerpo.

 

Bueno para los ojos.
Una taza de apio picado contiene 10 por ciento de su necesidad diaria de vitamina A, que un nutriente vital para mantener una buena salud ocular.

 

Reduce el colesterol “malo”.
Hay un componente llamado butilftalida que da a la verdura su sabor y aroma. Este componente también reduce el colesterol malo.El apio es la mejor fuente de alimento de 3-n-butilftalida. La edición de octubre de 1999 del “Zhongguo Yao Li Xue Bao”, informa que el 3-n-butilftalida tiene un efecto sobre la producción del cuerpo de sustancias que controlan la función arterial, incluyendo el óxido nítrico, un vasodilatador.

 

Reduce la presión arterial.
Un compuesto activo llamado phthalides en el apio se ha demostrado para mejorar la salud circulatoria.

 

El apio ayuda a combatir el cáncer.
Un flavonoide potente en el apio, llamado luteolina inhibe el crecimiento de células cancerosas, especialmente en el páncreas.

 

Es una gran fuente de vitamina K.
La vitamina K es importante para la coagulación de la sangre, la formación de huesos fuertes, y para mantener una buena salud del corazón.

 

Es un popular y antiguo remedio popular para el ardor de estómago debido a su baja acidez.
Un estudio publicado incluye esta verdura como ideal para una dieta “baja en acidez” prescrito a los pacientes que sufren de reflujo ácido.

 

Además de antioxidantes como la vitamina C y flavonoides, se han identificado al menos una docena de otros tipos de nutrientes antioxidantes en el apio.
La potencia antioxidante que obtenemos de apio se debe en gran parte a sus nutrientes fenólicos que se ha demostrado que ayudan a proteger contra el daño no deseado de oxígeno a nuestras células, vasos sanguíneos, y sistemas de órganos.

 

Debido a que actúa como un diurético, el apio ayuda a eliminar los cristales de ácido úrico.
Estos cristales se acumulan alrededor de las articulaciones del cuerpo llegando a producir dolor y molestias. También puede aumentar la regeneración de tejidos en las articulaciones inflamadas.

 

Ayuda a aumentar la fortaleza del sistema inmunológico.
Debido a su alto contenido en vitamina C y otros antioxidantes, el consumo regular de apio reduce el riesgo de contraer resfriados y otras enfermedades.

 

Potencia la salud del sistema nervioso y la salud del cerebro.Debido a su alto contenido de flavonoides, comer apio protege a las células nerviosas del daño por oxidación.

 

Mejora la digestión
Tu cuerpo absorbe correctamente los nutrientes cuando las funciones de su sistema digestivo trabajan correctamente. Tener heces duras o estreñimiento son signos de una mala digestión. El alto contenido de agua que lleva el apio facilita la digestión y facilita la excreción.

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies