La comida, excesos ácidificantes, el pensamiento y UCDM

Como desacerse de la culpabilidad al cometer excesos acidificantes. Perdonate tus excesos y tus posteriores pensamientos acidificantes sin culpabilidad.

Aunque un curso de milagro utiliza un lenguaje judeo cristiano, no es un libro religioso, sino más bien un libro de psicología. Un Curso de Milagros y el Cristianismo son caminos espirituales diferentes. Cada uno escoge el mejor sistema de pensamiento, según el momento en el que vive. Mi amigo Xavi Demelo, es maestro de UCDM, y muy bueno por cierto. Personalmente me llama la atención como UCDM  nos muestra alternativas para enfocar nuestro sistema de pensamiento enseñándonos técnicas para saber llevarnos bien con nuestro ego.

El Curso se originó en 1965 como respuesta a la petición de dos psicólogos, Helen Schucman y William Thedford, de encontrar “otra manera” de relacionarse con los demás. Un Curso de Milagros se completó en 1972 y fue publicado en 1976.

A continuación os dejo una pregunta que le hizo una alumna suya, y un extracto de la respuesta del maestro (según un UCDM maestro y alumno son lo mismo, ya que no hay maestro sin alumno, ni alumno sin maestro).

excesos phideal web

Hola, Xavi

Si tenés algo referido a las adicciones te pido por favor que me lo compartas. Tengo un problema con la comida que no puedo solucionar y pensé que Ucdm me podria ayudar. . Este es mi primer año con el curso y no he podido solucionarlo.

Tengo 36 años la verdad creo que siempre comí demasiado, no tengo tanto sobrepeso unos 3 o 4 kgs nada mas porque hago ejercicio pero me doy unos atracones de comida terribles, lo que más como son hidratos de carbono por eso lo siento como una adicción . Hay noches en las que me acuesto y casi no puedo respirar por la cantidad de comida que ingerí .Ojala me puedas ayudar es algo que realmente me angustia mucho

 

Respuesta y diálogo.

Hola, siempre digo que la magia del Curso es que no hay una pregunta cuya respuesta no pueda sanarte a ti mismo, o sea que no hay pregunta que no sea para ti, o sea para mí en este caso concreto, puesto que yo pasé también por episodios muy similares a los que me cuentas durante gran parte de mi vida y eso quedó en mi sombra, naturalmente. Así que vamos a hacer un poquito de terapia conjunta, tú y yo y quien quiera leernos.

Las adicciones son la materialización en el mundo de las formas de esa falta de compleción (incompleto) rige siempre el sistema de pensamiento del ego, esa búsqueda externa de “algo” o “alguien” que me hará sentirme especial y completo. Las adicciones son torpes intentos de sustituir el Amor en nosotros por la relación con cualquier cosa o persona que hayamos decidido entronizar en nuestro altar privado como un falso ídolo (o varios). Y también, y esto es importante, son el reflejo de nuestro el temor que siente el ego de desaparecer ante la Luz que somos y la conciencia del Ser Divino que llevamos dentro. Por eso siempre buscará en el mundo de las formas cualquier cosa que acapare nuestra atención y nos aparte de nuestra verdadera misión: Eliminar los obstáculos que nos impiden llegar a El. A la conciencia del Amor, de la Abundancia, de la Paz que sobrepasa todo entendimiento. Puesto que eso es lo que Somos.

Una adicción también es un potentísimo agente generador de culpa que el ego no va a desaprovechar en ningún momento. Cada vez que “caemos” en la tentación, allí está el programa para recordarnos lo imperfectos que somos y enjuiciarnos como faltos de voluntad, inmerecedores, malas personas, etc. Vamos, un infierno, aunque venga disfrazado entre rebanadas de delicioso pan blanco y azúcares refinados, como es nuestro caso, jejeje.

A nivel mental y espiritual, el trabajo de sanación siempre es el mismo: Me perdono por comer en exceso y entrego los juicios sobre mí y la posible culpa que pudiera sentir al E S. Las veces que haga falta. Mientras la situación continúe y se repita, es que existe todavía un perdón pendiente. Y, cuando entrego esos juicios sobre mí mismo al ES (Tu representante de Dios en la tierra o el interface entre tu TU humano y tu TU divino), le pido inspiración y comprensión sobre lo que creo que es mi problema. Sin prisa, aceptando que el ES se va a tomar el tiempo que haga falta para que ese entendimiento llegue a mi mente. Y aceptando que en el camino pueden haber recaídas, noches oscuras del alma, sensación de soledad y desamparo, etc. (puesto que es un disfraz que el ego se ha puesto un montón de veces durante tu vida y se va a resistir a quitárselo). Solo la paciencia infinita produce resultados inmediatos. Si has estado 36 años comiendo demasiado, puedes pasar una buena temporada limpiando este programa. Y disfrutando de tu trabajo de limpieza en el momento presente. La felicidad está en el camino y no en el destino. No supedites la imagen que tienes de ti misma a los resultados que obtengas en el tiempo, que no existe. Elije ver el Todo sobre ti misma (igual que con tus hermanos) y no solo una parte.

Te sugiero que, cada vez que te acuestes, dediques unos minutos a realizar el siguiente ejercicio: Trasládate al pasado y comienza a recordar, todos los momentos que te vengan a la cabeza donde creas que comiste en exceso, e incluso las causas o consecuencias que se derivaron de ello. No las analices, simplemente perdónate por ello (te perdonas tu mismo, no necesitas a nadie para eso ) y entrégaselo al ES. Y con todo lo que tenga que ver con esto y que te genere culpa, también perdónate y entrégalo. Termina el ejercicio perdonándote por sentirte separada de Dios, puesto que ahí está la madre del cordero, jejeje. Como muy bien dice el Curso: “Nunca estoy enfadado por la razón que creo”. Hazlo todas las noches hasta que sientas que has sanado tu pasado.

Cuando comenzamos a estudiar UCDM normalmente lo hacemos empujados por una frase similar a la que Helen (escritora del libro) y Bill pronunciaron: “Tiene que haber otra manera de vivir”. El se hace para entender profundamente, vivencialmente, que “El hijo de Dios es inocente, y en su inocencia radica su salvación”. Y todo lo demás se da por añadidura, como una materialización diferente en el mundo de las formas. Como aprendemos a pensar diferente, proyectamos nuevas cosas en nuestra vida. Tal es nuestro poder como seres divinos, como el Hijo de Dios que somos, con poder para obrar milagros.

Y no te olvides de hacerte a menudo la gran pregunta (sin apegarte a la respuesta, puesto que puede tardar en llegar): ¿Para qué he proyectado esto en mi vida?

Dices que llevas un año con el Curso, espero que estés haciendo los ejercicios. De lo contrario, ya puedes empezarlos. Nada importante ni duradero pasa si no se hacen los ejercicios hasta el final.

Y también te recomiendo que consultes a mi gran amigo Quim Muns y su pagina web, experto en alimentación alcalina y estudiante de UCDM, que es quién me asesora a mí en esos temas y me ha enseñado muchos trucos para alimentarme de una manera sabrosa, sana y nutritiva a la vez, así como a neutralizar los “desastres” que todos cometemos de vez en cuando.

Fuentes

http://xavidemelo.com/es/sobre-xavi-demelo